Lectura de las hojas de té

En la red hemos encontrado esta traducción de uno de los afamados artículos que Michael H. Reichmann escribe en su extraordinaria web The Luminous Landscape. Aunque es un poco extenso os recomiendo su atenta lectura.

El salón PMA 2008, y Futuro
No llegué a la feria PMA en Las Vegas este año. Una tormenta de nieve canceló mi vuelo, y en lugar de luchar por seguir mi camino, decidí pasar el fin de semana en casa, viendo la Superbowl, pensando en la industria, y, finalmente, redactar de este artículo.
Debido a que hay cantidad de sitios Web que informan sobre los nuevos productos que se muestran en PMA por primera vez (la mayoría se dieron a conocer durante la semana previa a la muestra, más que en el show en sí) usted no tendrá ningún problema para encontrar fotos y “primeras impresiones” de todos los productos.
Pero yo pensaba que podría ser divertido reflexionar sobre el significado de lo que se anuncia en PMA, de lo que no fue, de las recientes tendencias de la industria, y en lo que podría ser. Leer las hojas de té, en otras palabras. Así que lo que sigue es lo que se conoce como una pieza conceptual. Pocos hechos, la mayoría son opiniones. ¿De acuerdo conmigo? ¿ En desacuerdo? Bien.

 

La carrera de megapíxeles
En el campo de cámaras compactas que caben en el bolsillo de la camisa el mercado sigue una evolución sin sentido, con una resolución que supera los 12MP. Esto significa píxeles de 2,8 micras (o incluso menos), que si continúa esta tendencia comenzará a incidir en el tamaño de la parte superior de las longitudes de onda de la luz. El relleno de fotones en estos agujeros tan pequeños va a empezar a impugnar las leyes de la física bastante pronto.
Actualizado: Irónicamente, y negando mis comentarios, Kodak acaba de anunciar un sensor de 5MP para el uso en teléfonos móviles, con píxeles de 1,4 micras y velocidades de hasta ISO 3200.
En el mundo DSLR la cordura parece que se mantiene, con resoluciones en la gama baja de 12 – 14 MP. El extremo superior del mercado de réflex-Pro digitales parece estar en el rango 21 – 24 MP, lo que al mismo tiempo deja espacio para avanzar hacia arriba en el extremo inferior del mercado. El límite máximo no va a llegar mucho más alto, una vez se sitúe por encima de 25MP y pixeles con tamaños por debajo de 5 micras, ya que el ruido se convertirá en un problema demasiado grande al usar los ISOs altos. Los fotógrafos quieren calidad de imagen por encima de cantidad de pixeles, o por lo menos yo si.
También hay que preguntarse si los fotógrafos necesitan estos archivos tan grandes. Los típicos usos comerciales (revistas, periódicos, etc.) son fáciles de satisfacer con los archivos de baja resolución, pero ¿ cuantas personas necesitan ficheros grandes, como los de una Canon 1Ds MKIII, ideal para hacer una impresión de 60 x 90?. Por supuesto que un archivo mayor permite hacer recortes y todavía obtener un tamaño de imagen utilizable, pero entonces empiezan a aparecer los límites del rendimiento de la lente; un círculo vicioso.
Así, en lo que a mi respecta, una resolución de 12 megapíxeles con alta calidad es suficiente para la mayoría de las aplicaciones, y archivos de mas de 20MP (ya sea de una réflex digital de formato completo o de un respaldo de medio formato), sólo se necesitan en los trabajos de paisajes más críticos y en algunos proyectos comerciales. (Por ejemplo, tengo un encargo de documentación de un importante proyecto de renovación urbana, y además de un eventual libro, debo preparar murales de gran tamaño para su presentación. Así que, a disparar de nuevo con un formato mediano de 39MP.)
“Caballos para las carreras”, como dicen los británicos. En otras palabras, una mirada realista al trabajo que usted hace y elegir una cámara que es apropiada para esa tarea. Si eres un fotógrafo de viajes tendrás necesidades diferentes que si retratas la vida silvestre, o la moda, o productos, o los estilos de vida. Una misma talla no les encaja a todos.

 

Full Frame
Desde hace unos seis años Canon ha sido esencialmente la única en ofrecer el formato completo en réflex digitales de 35mm. Contax y Pentax abandonaron ese camino hace algunos años, Pentax antes de entrar en el mercado, y Contax después de la producción de sólo un número muy pequeño de cámaras. Kodak (recordar Kodak) también lo hizo con sus 14n, 14c, SLR-N y SLR-C, que fueron nobles pero muy imperfectos intentos.
La Canon «1Ds», con 11MP, después 16MP y ahora 21MP, fue la única corriente de ese otro juego, y ha obtenido un gran éxito en la comunidad Pro a causa de ello. Por el contrario, Nikon ha perdido mucho terreno en el mercado Pro debido a la falta de una cámara de formato completo y, por tanto, muy alta cantidad de píxeles. Muchos bancos de fotos comenzaron a exigir mayores archivos y Nikon simplemente no pudo proporcionárselos. El sensor LBCAST fue un fiasco que no hizo mucho para fortalecer la reputación de Nikon en cuanto a la calidad del sensor. Los fieles siguieron con Nikon, pero ha habido una gran cantidad de deserciones a lo largo de estos años.
Pero desde la segunda mitad de 2007, y en el inicio de 2008, Nikon ha invertido a la situación. En agosto 07 Nikon anunció la D3 de formato completo, y desde que se inició su venta en noviembre no ha recibido más que elogios.
En enero de Sony anunció su sensor de 25 megapíxeles y fotograma completo y mostró prototipos de su próximo buque insignia que tiene previsto comercializar a finales de este año. Por supuesto, nadie duda de que una versión de este sensor se incluirá en una nueva evolución de la Nikon D3, probablemente más temprano que tarde.

 

La competencia y la complacencia
Cuando se anunciaron la Nikon D300 y la D3 el pasado mes de agosto, junto con un montón de Pro-lentes de gama alta, es evidente que la empresa volvió a meterse nuevamente en serio en el partido. Estas nuevas cámaras han demostrado esto, y los nuevos objetivos estabilizados, 24-70mm, 14-24mm, lentes con tecnología de nano recubrimiento, y ahora tres nuevas lentes descentrables, son una señal clara a Canon y a la comunidad Pro de que Nikon, una vez más, tiene la intención de competir en todos los segmentos del mercado del consumidor Pro.
Por su parte Canon debe ser aplaudido por todo lo que ha hecho para desarrollar el sensor de tamaño y calidad de imagen durante los últimos 6 – 7 años. Su teleobjetivos estabilizados y los descentrables fueron los mayores avances, y fueron muy influyentes en el trabajo de una gran cantidad de fotógrafos en el campo de Canon (yo incluido). Ciertamente, la cámara Canon D30 de 2000 rompió la barrera de precios prohibitivos para réflex digitales, y estableció como viable la tecnología CMOS de de sensores alta gama por primera vez.
Pero ahora es 2008, y existe una clara sensación de que Canon no ha sido tan innovador como en el pasado. Muchos de sus competidores más pequeños han introducido avances como la estabilización en el cuerpo, proporcionando la reducción de movimiento a todas las lentes. Los sistemas para limpiar el polvo del sensor también fueron presentados por los demás en primer lugar, así como el Live View. Las pantallas LCD articuladas se pueden encontrar en más y más réflex digitales, lo que para algunos hace más fácil de usar el Live View, pero esto aún no ha aparecido en ninguna réflex digital de Canon.
La cuestión es que Canon es el peso pesado de la industria, y aunque ha hecho mucho por la innovación a través de los años, en mi opinión no ha tomado ventaja suficiente para mantener si liderazgo. Esto ha dejado abierta la posibilidad a otras empresas para recuperar el espacio perdido.
Un ejemplo de esto son las lentes gran angular. No es un secreto para nadie que la gama de lentes de Canon, aunque muy extensa, no es tan fuerte como tiene que ser en el apartado de de gran angular, sobre todo en los zoom. Los sensores de formato completo, tales como los de la 1Ds MKIII, exigen mucho. Los grandes angulares son más difíciles de diseño que los de longitud focal mediana y larga, en especial cuando se utilizan en réflex digitales.
Por este motivo, muchos usuarios exigentes de Canon compran lentes gran angular de Leica y Zeiss y los utilizan con adaptadores. Esto significa que no hay diafragma automático, pero para muchos usuarios donde la calidad de imagen es crítica la gama alta de lentes de estas dos empresas hace que el compromiso valga la pena.
Canon, parece ser consciente de este punto débil y, recientemente, ha presentado la actualización de algunos de sus lentes GA. Pero al parecer, no lo ha hecho suficientemente bien, como se muestra en la comparativa del Canon 16-35mm f2.8 L, Nikon 14-24mm f2.8 G y Contax Vario Sonnar 17-35mm f2.8. Por cierto, he estado disparando con los recién lanzados Nikon 14-24mm y estoy sorprendido por su calidad de la imagen. Bien puede ser el mejor ultra gran angular zom de la historia, al nivel de objetivos de focal fija.
Nikon es un tradicional rival de Canon para el mercado de gama alta, así como el segmento de consumo. Pero Sony es la nueva en la plaza. Con su adquisición de Konica / Minolta y la tecnología de su línea de cámaras hace un par de años, Sony mostró su intención de ser competitiva en el mercado del Pro. Es también la única compañía de productores de cámara con capacidad de fabricación propia de un sensor distinto a los de Canon, y su nuevo chip 25MP anunciado en PMA demuestra que tiene la firme intención de aprovechar esa capacidad. (Pentax a través de su conexión con Samsung era también un poco de esta categoría, pero ha fracasado hasta ahora en alcanzar su altura potencial).
Olympus sigue marchando a su propio ritmo. Yo dudaba del formato 4 / 3 cuando salió, y después lo han adoptado otros fabricantes. Nada de lo que he visto me ha convencido de lo contrario. Los cuerpos Pro que usan este formato no son más pequeños que las réflex digitales de alta gama de otros fabricantes, y mientras que las lentes de Olympus no son en general tan buenas como se pone, son caras y no tienen un tamaño mucho menor. No veo a la recién lanzada E-3 como un convincente continuador de la E-1, incluso después de una pausa de 4 años.
Las réflex digitales de Olympus mantienen su atractivo entre los consumidores, pero su pequeño sensor seguirá siendo su talón de Aquiles, y no serán capaces de ser competitivas en el segmento superior, donde el formato de sensores completos seguirá cayendo de precio y aumentando la resolución. Es como la diferencia entre 35 mm y el medio formato. El tamaño importa, y en digital como en película el mayor tamaño tiene claras ventajas.

 

La singularidad está cerca
Mi opinión es que el mercado de cámaras es en gran medida un negocio dominado por los semiconductores, y por lo tanto está sujeto a la ley de Moore que, según la forma en que la conocemos, nos dice que se duplica la densidad del chip y los precios se reducen a la mitad cada 18 meses. En la mayor parte de los casos ha sido cierto durante 30 años, y los observadores de la tecnología están de acuerdo en que seguirá siéndolo en un futuro previsible.
Esa es la razón por la que su ordenador de 1000$ tiene ahora más potencia de cálculo que una sala llena con el multimillonario superordenador Cray y por qué un reproductor de DVD que antes tenía un costo de 900$ ahora se vende literalmente en el Best Buy por 25$. (¿Alguna vez has reflexionado sobre cuánto cuesta fabricar el reproductor de DVD a fin de que pueda venderse por 25$? Hay piezas, envasado, la documentación, la asignación de la garantía, las comprobaciones eléctricas y de seguridad, el transporte marítimo – a menudo al otro lado del mundo- y, por supuesto, el margen de beneficio para el fabricante, importador, mayorista y minorista). Esa es la fabricación en masa para un mercado global y la ley de Moore en acción.
No voy a insistir en este punto, pero mientras estoy escribiendo esto recibí un correo electrónico de promoción de un importante minorista fotográfico de EE.UU. que ofrece una tarjeta CF de 4GB Kensington de forma gratuita. Sí, gratis. La compras a cambio de recibir un reembolso posterior del fabricante. (Quiero saber cuándo comenzaran realmente a pagarnos a nosotros para comprar cosas).
Debido a que el negocio de cámaras es ahora un asunto de semiconductores seguiremos viendo un crecimiento exponencial. Esto significa sensores de mayor resolución, mayor tamaño, y menor costo. Tengo pocas dudas de que en el plazo de 1 – 2 años vamos a tener cámaras con sensores de formato completo de 16MP por menos de 1000$. (Mándame un email el 31 de diciembre de 2009, y quisiera saber si tenía razón o no. Mi intuición es que se trata, en todo caso, una previsión conservadora.)
Aunque por supuesto las cámaras son todavía dispositivos con mucha mecánica. Todavía hay caros espejos, prismas y el chasis, tal y como siempre han sido. Pero el verdadero costo de las cámaras digitales está en sus semiconductores, y estos están sujetos a la ley de Moore. No hay razón para pensar que en el futuro el precio se comporte de manera diferente. Acuérdese del precio de 25$ del DVD frente a los 1000$ de pocos años atrás.

 

Formato Medio
El medio formato esta, en mi opinión, en un momento crítico. Con réflex digitales disponibles de 21 – 24 megapíxeles, el formato mediano no tiene razón de ser. Podemos perdernos en sutilezas en cuanto a que si un respaldo de 21MP tiene mayor calidad de imagen que una réflex digital de 21MP, pero dadas las ventajas de costo, tamaño, peso, utilización, teleobjetivos, grandes angulares, la alta velocidad de obturación, y los ISOs elevados, el resultado de esta batalla es previsible.
Esto significa que se solamente los respaldos de 30MP y, sobre todo, 39MP se mantendrán para MF, y no me sorprendería ver que todo lo que sea más pequeño de 30MP desaparece de las líneas de los fabricantes en los próximos 6 meses.
Durante al menos dos años no ha habido rumores en la industria de respaldos de mayor resolución, por lo que no me sorprendería ver el anuncio de un respaldo de unos 60 MP, si no es su venta, por Photokina, en septiembre. Esta es realmente la única salvación formato medio, manteniendo su ventaja sobre el tamaño de fotograma completo de las réflex digitales.
Ello plantea la cuestión de ¿quién necesita 60 MP? La respuesta es: la misma gente que hoy necesita 30 – 39 MP. Los fotógrafos comerciales cuyo trabajo exige absolutamente la más alta calidad de imagen, olvidándose del maldito coste. Pero, y es un pero muy grande, la calidad de la imagen no puede verse comprometida por el hecho de incorporar más megapíxeles. Esta es la pendiente resbaladiza en la que de nuevo se van a encontrar los encargados de medio formato: la necesidad de crear respaldos con más megapíxeles para mantenerse a la vanguardia de las mejores réflex digitales, pero hacerlo sin comprometer la más alta calidad.
En cuanto a los jugadores, en la actualidad hay sólo tres empresas de réflex digitales de formato medio (Hasselblad, Franke & Heidecke, y Mamiya) y cinco fabricantes de respaldos: Hasselblad, Mamiya, Phase One, Leaf y Sinar.
Mi sensación es que el mercado es demasiado pequeño, que ellos son muchos participantes y que la reestructuración es inevitable. Algunas de estas empresas tienen grandes patrones corporativos, en algunas hay inversores externos, y otras son propiedad de los gestores. Independientemente de su estructura corporativa, todas las empresas necesitan obtener beneficios, y finalmente los accionistas pierden la paciencia cuando no se consiguen. Mi previsión es que 2008 será un año de reestructuración para la mayoría del medio formato, y sólo los más fuertes sobrevivirán.
¿Quién va ser el superviviente? Tengo mis conjeturas, pero los mantendré para mí mismo, por el momento, ya que son simplemente conjeturas y no se basan en ninguna evidencia. Pero es seguro que la industria de formato mediano que veremos en febrero de 2009 será muy diferente de lo que la ahora observamos.

 

Otros Nichos
Sigma sigue ofreciendo una fascinante alternativa a las acciones de los principales actores. En PMA anunció que su largamente demorada cámara digital de 4,6 MP DP1, usando un sensor Foveon X3 de 20.7mm x 13.8mm tamaño (7,8 ? m), se comenzaría a vender pronto.
Los sensores Foveon son controvertidos. Es el único sensor en el mercado que no utiliza una matriz de Bayer, en los que cada píxel solo capta información de luz y obtiene la información de color por interpolación. En los Foveon cada píxel es de tres capas de profundidad, separada, con sensibilidad al Rojo, Verde y Azul en capas, como en la película. En consecuencia Sigma, diseñador del sensor Foveon, dice que es un sensor de 14 megapíxeles, a pesar de que la imagen creada es de sólo 2652 × 1768 píxeles, que mi calculadora me dice que es igual a 4,6 millones.
La experiencia nos dice que un sistema de Bayer pierde aproximadamente 1 / 3 de resolución efectiva de luminancia debido a la variedad de Bayer, frente a ninguno en la matriz de sensores de Foveon, así que las cosas no están tan alejados. Añadir el hecho de que un sensor Foveon no necesita un filtro anti-aliasing y de nuevo gana resolución sobre lo que los números pueden indicar por sí solos. Pero no es posible evitar el hecho de que los chips Foveon simplemente no son productores de la misma densidad de píxeles que los sensores tradicionales.
Por otra parte, debería producir una imagen muy limpia, aunque no tan mágica como algunos desearían, y que fervientemente dicen que tiene. El punto débil del chip Foveon es su pobre canal azul. Esto puede llevar al ruido, sobre todo cuando se dispara con fuentes de luz con déficit de azul tales como la iluminación de tungsteno. Pero, los pixeles de la DP1 son enormes en comparación a cualquier otra cosa vista hasta ahora en una cámara digital, por lo que estoy muy interesado en descubrir lo que los archivos de la cámara rinden bajo este aspecto.
Sigma también se ha entrenado en lo que se refiere a las lentes. Se trata de uno de los grandes fabricantes independientes de lentes, y aunque algunas de sus ópticas de consumo no son muy buenas, su mejor (leer más caro) vidrio puede ser bastante bueno.
En PMA Sigma mostró varias lentes nuevas de gama alta, entre ellos un absurdo 200-500 f/2.8 con un peso de unos 16 Kg., y que parece un bazooka. En un plano más real su nueva serie 120-400mm y 150-500mm de zoom largo estabilizado ofrecerán a los fotógrafos una interesante alternativa a la oferta más cara, inevitablemente, de los fabricantes de cámaras.

 

Impresoras, Documentos y Tintas
Se dice habitualmente que ha habido más avances en la impresión en color en los últimos diez años que en los anteriores 100. Hoy la tinta para impresoras de inyección basada en pigmentos es capaz de producir mayor y más amplia gama de color, y de mayor duración, que antes con cualquier proceso o material. Y en los dos últimos años los avances en las tintas y papeles, así como en los algoritmos de las impresoras, han permitido obtener unas impresiones neutras y un adorable B & W que rivalizan con la gelatina de plata en casi todos los aspectos.
Nuevos papeles para usar con tinta fotográfica negra, como los baritados, tienen base de fibra y están comenzando a revolucionar una vez más la impresión de obras de arte. Ya no tenemos que elegir entre la ventaja estética de los papeles basados en fibra y el uso de tinta fotográfica negra con sus densos negros.
Igual soy muy atrevido, pero creo que en los próximos uno o dos años llegarán al mercado papeles más atractivos basados en fibra, y que la comunidad artística evolucionará hacia la utilización de tintas negras mate. Algo irónico, ya que probablemente empezará a ocurrir coincidiendo finalmente con la producción de impresoras de gran formato de Epson que usan simultáneamente negros sin memoria de intercambio, al igual que su Stylus Pro 11880 revisada recientemente aquí. Bienvenida, por supuesto, pero quizás un poco por detrás de las necesidades del mercado.

 

La parte inferior de la taza de té
Pues entonces, ¿qué dicen las hojas de té para nosotros? No hay duda en mi mente de que se trata de la edad de oro de los instrumentos fotográficos. Como fotógrafos aficionados tenemos una serie de equipos que nos permiten producir imágenes de mejor calidad que nunca.
Mientras que en el pasado algunos científicos e ingenieros en Rochester, Nueva York o Tokio decidieron la paleta de color de nuestras imágenes y el valor de distribución tonal de nuestras fotografías en B & W, en la actualidad con los sensores de silicio en vez de la película, y las poderosas herramientas de software disponibles para trabajar los ficheros en bruto (RAW), ahora somos nosotros los que determinamos las características fundamentales y el aspecto de nuestras imágenes. Esto es revolucionario, y todavía no se entiende bien o no es apreciado por muchos de los que aún se quedan en los conceptos absolutos. El color existe en nuestras cabezas, no es absoluto, por lo que exige la interpretación de nuestras mentes y nuestros corazones. Esto es lo que se encuentra en el centro de ser un fotógrafo de hoy.
Pero si estos nuevos instrumentos y sus libertades nos permitirán producir mejores fotografías es una cuestión a reflexionar, y para un futuro debate.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. febrero 12, 2008

    […] federacionfotovasca.org wrote an interesting post today on Lectura de las hojas de téHere’s a quick excerpt … pasar el fin de semana en casa, viendo la Superbowl, pensando en la industria, y, finalmente, redactar de este artíc ulo…. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.