La fotógrafa Isabel Muñoz cuenta sus imágenes en el taller Picasso

La sensualidad del cuerpo. Encuadres sugerentes. Las fotografías de Isabel Muñoz son vida. Cuentan historias. Transmiten sentimientos. Son testimonios. Hasta el domingo, la fotógrafa barcelonesa imparte el taller Pablo Picasso organizado por el Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa, Macuf. Veinte jóvenes artistas, con diversos procedencias, descubrirán nuevos lenguajes, nuevos caminos. Explorarán nuevas técnicas y trabajarán procesos de platinotipia, un sistema utilizado en el siglo XIX y principios del XX.Iberia la obligó a llegar tarde. Pero la fotógrafa Isabel Muñoz, encargada de impartir este verano el Taller Pablo Picasso del Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa, Macuf, no perdió ni un minuto. Lo primero que hizo fue reunirse con sus alumnos. Durante una semana trabajarán de manera intensa. Por ello, lo más importante para la artista, es conocer sus trabajos, conocer de primera mano sus inquietudes. Así, dice, puede saber qué buscan y cuáles son sus expectativas.

Asegura que los resultados del taller son de largo recorrido. Pasado el tiempo, señala. Ella ofrece su experiencia tras más de veinte años detrás del objetivo. Para Muñoz, la fotografía es vida y el medio que utiliza para compartir, para contar lo que siente. La fotógrafa del cuerpo, dice que estos son meros pretextos para hablar de la vida, de los sentimientos, de los afectos. Sus fotos cuentan vidas.

En el taller, explica, trabajarán con los bailarines de la escuela de danza de A Coruña. Para que cada alumno, dice, pueda, desarrollar su proyecto y su propio lenguaje. Me gustaría ayudarlos a salirse de sus obsesiones , explica la fotógrafa que cree firmemente que la fotografía vive un momento mágico con muchas ventanas que se abren. Una de ellas, la técnica digital. De hecho, Muñoz fusionará lo analógico y digital en sus clases. De como utilizar el sistema digital, explica, para poder mejorar las imágenes analógicas. También trabajarán procesos de platinotipia que permite añadir a la imagen la sensualidad del papel de acuarela y salado.

Isabel Muñoz cree que un fotógrafo es cada persona que fotografía con el corazón . Así, sentimientos, y pasión se convierten en el hilo conductor de su obra.

Está empeñada en crear magia en su nuevo grupo de alumnos. Porque cuando hay empatía, subraya, pueden salir muchas cosas.

El blanco y negro, las tomas directas y las composiciones delicadas son las señas de identidad de la fotógrafa Isabel Muñoz. Una artista que lleva más de veinte años fotografiando cuerpos en movimiento. Viajera incansable ha recorrido diferentes continentes retratando distintos testimonios. Sus imágenes son todo un homenaje al cuerpo. Bailarines, atletas, miembros de tribus, monjes, toreros. Todos bajo el objetivo de la fotógrafa barcelonesa. Su primera exposición tuvo lugar en 1986 y desde entonces no ha dejado de exponer y cosechar grandes premios como el World Press Photo, en 2000, o la medalla de Oro Alejandría. Todo su trabajo se articula en grandes series: Tango, Flamenco , Oriental , Tauromaquias , Lucha turca . África , Danza cubana entre otras. Sus obras siempre reflejan el diálogo entre cuerpos. Es considera por la crítica como una experta en contar historias con sus imágenes. Ha contado la historia de los bailarines, de los monjes asiáticos, de las mujeres iraníes,… en un encuadre que siempre deja una puerta abierta a la sugerencia.

Es uno es esos fotógrafos que buscan con sus trabajos rescatar la invisibilidad de otros pueblos, de otras formas de vida. Un documentalismo lleno de autenticidad.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.