Un fotógrafo villalbino expone en Madrid “Paisajes humanos”

¿Se han preguntado alguna vez cómo se prepara una exposición fotográfica? ¿Cómo se eligen las obras? ¿Quién escoge el lugar que van a ocupar en la galería? Jesús Marcos Crespo es un fotógrafo villalbino que puede contestar a estas preguntas y a algunas más porque desde hoy y a lo largo de todo el mes de febrero expone sus “Paisajes humanos” en la galería Montsequí de Madrid.
“Mi primera cámara fue una AGFA Pocket con un carrete de 110, que me regalaron en mi primera comunión y con la que hice mi primera foto ese mismo día”, explica Jesús Crespo. Han pasado muchos años, esa primera imagen no se conserva y en cuanto a la cámara hace tiempo que pasó a mejor vida. Sin embargo la afición por la fotografía sí se mantiene en este villalbino que está a punto de inaugurar su primera exposición individual.

Tras ese primer acercamiento a la magia de la fotografía, Jesús se olvidó de las cámaras hasta que después de acabar sus estudios universitarios montó la tienda Photogenia con Jorge del Castillo. “A partir de entonces volví a entrar en el mundo de la fotografía y allí aprendí todo lo que sé hasta ahora”, apunta Jesús, que a lo largo de todo este tiempo ha desarrollado un estilo propio, hasta llegar a sus “Paisajes humanos”. “Se trata de la evolución de una serie en la que retrato grupos de gente. En este caso intento abstraer a la figura humana del paisaje que le rodea. Y eso provoca un choque porque normalmente no nos observamos abstraídos de todo lo que nos rodea, siempre hay algo que nos sitúa en un contexto temporal y espacial. Por lo tanto lo que queda es la esencia del ser humano“, expone el artista, que pretende provocar con sus fotografías una serie de preguntas en el observador. Qué están haciendo, hacia dónde están mirando, por qué visten de esta forma, qué hacen juntos… El trabajo empieza con la toma de la imagen, continúa con el proceso digital en el que el autor elimina aquello que no le interesa y termina con el visionado de la foto por parte del espectador, porque como alguien dijo una vez, “una obra sólo se acaba cuando es observada por el público”.

Seleccionar, retocar, montar…Desde esta tarde a las 20.30 horas Jesús va a exponer entre 13 y 15 fotos, seleccionadas de todo el material del que dispone, en la galería Montsequí de la capital. Por qué esas imágenes y no otras. “La selección se va haciendo día a día y al final tienes que elegir y descartar fotos que crees que funcionarían porque no puedes meter todo lo que quieres. Ya habrá más exposiciones”, revela el artista. Lo cierto es que en este caso, la galería no ha puesto ninguna condición, pero Jesús es consciente de que se trata de un negocio y de que las galerías viven de la venta de arte. “Intentas llevar cosas que crees que van a funcionar mejor en el mercado del arte, sin salirte de lo que te apetece hacer. No tienes que ponerte al servicio total y absoluto de la galería, pero tienes que colaborar con ella, ofreciéndole cosas que te gusten a tí y que a la vez sean vendibles”.
Una vez seleccionadas las fotos que se van a exponer, hay que tratarlas digitalmente. “Todas las exposiciones de fotografía pasan por una fase digital en mayor o menor medida, incluso las más ortodoxas. Lo que yo hago no deja de ser un tratamiento digital más, con el que borro todo lo que no me interesa de la fotografía y abstraigo a los personajes”, afirma Jesús que le ha dedicado los últimos treinta días a esta tarea.
Después hay que llevar ese trabajo digitalizado a un laboratorio para preparar el acabado final. Allí se piden unas pruebas de color, contraste y papel, que se revisan con la persona que se va a encargar del trabajo y se ajustan los niveles para conseguir un color más cálido o más frío. Una vez que el autor da el visto bueno, el trabajo sale para adelanta. Ahora sólo queda el montaje de las fotografías, que en este caso se hace en aluminio. “Es un montaje muy moderno y contemporáneo que para fotografía me gusta mucho”, valora Jesús. Por último está la labor con la galería. Hay que tener en cuenta los plazos de la exposición, la página web, concretar el tema económico, las series que se van a hacer, en este caso van a ser de cinco, es decir que se van a vender cinco ejemplares de cada obra. Y por supuesto hay que presentar las fotos en la sala de exposiciones. “Hay fotografías que necesitan un espacio y otras que se relacionan entre sí. Es fundamental estar en contacto con el galerista cuando se coloca la obra porque se intercambian opiniones y entre los dos se acuerda cual es la colocación final y la iluminación”, relata Jesús.
Este proceso comenzó el pasado mes de noviembre. Desde entonces, el artista villalbino se ha volcado en esta exposición, la primera que realiza individualmente y que puede suponer un buen empujón en una prometedora carrera. Sin embargo, a pesar de la larga preparación, todo son dudas. “No estoy acostumbrado a mostrar al público este tipo de ejercicios creativos y eso siempre comporta un cierto riesgo porque es un poco como desnudarte ante la gente”, confiesa el artista que con esta exposición pretende mostrar su trabajo al público, aunque si vende algo “bienvenido sea, sobra todo por la satisfacción personal de ver que alguien está dispuesto a pagar por el trabajo que haces”, concluye.

“Paisajes humanos”
Exposición de fotografías de Jesús Marcos
Galería de Arte Montsequi
Del 2 al 28 de febrero
De lunes a viernes de 10.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 20.30 horas
Sábados de 10.30 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.30 horas
Lunes por la mañana cerrado
C/ Alonso Cano 42 (esquina con c/ Espronceda 17)
Telf: 91 535 85 93 / web: www.montsequi.com

You may also like...

1 Response

  1. ALICIA(e)k dio:

    ESTUDIASTE TURISMO EN LA ESCUELA OFICIAL DE MADRID, MANUEL BECERRA EN LA PROMOCION 83-86 ?

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.