La Fundación Ordoñez-Falcon hace uno de sus depósitos más importantes a Artium

El museo recibe 146 fotografías y dos vídeos de artistas estatales e internacionales

La entidad, con sede en Donostia, muestra su confianza en la trayectoria del centro alavés para depositar estas obras

 Federico Verástegui, Enrique Ordóñez y Javier González de Durana, ayer en Artium.Foto: Marcos Ruiz

Vitoria. Cuando Artium abrió sus puertas en 2002, los primeros espectadores se encontraron con cuatro exposiciones, una de ellas de fotografía. Se trataba de una muestra de algunas de las mejores imágenes de los fondos pertenecientes a la Fundación Ordóñez-Falcón, una de las entidades de coleccionismo privado más importantes del momento.

Ahora, sus caminos se vuelven a encontrar gracias al depósito realizado por la fundación, que tiene su sede en Donostia, al museo alavés, uno de los más importantes que ha realizado hasta el momento. En concreto, el centro recibe, gracias al convenio firmado ayer por el diputado de Cultura, Federico Verástegui, y Enrique Ordóñez, 146 imágenes y dos vídeos de 61 artistas tanto estatales como internacionales. Una nómina de creadores entre los que se encuentran nombres como Txomin Badiola, Carmela García, Perejaume, Berenice Abbot, Spencer Tunick o Candida Höfer.

Las piezas se quedarán en el museo de forma permanente, aunque, en principio, no serán expuestas de forma monográfica sino que se irán incluyendo en las exposiciones temporales y de la colección permanente que organiza y acoge el centro, según explicó el director de Artium, Javier González de Durana, quien además comentó que “este hecho nos enriquece y nos permite, además, seguir con la línea de apertura de nuestros fondos a artistas internacionales”.

Por su parte, Ordóñez señaló que la fundación que él preside ha escogido al museo alavés para este destacado depósito, sobre todo, por la trayectoria de Artium, “cuya programación ha sido un revulsivo para el País Vasco”, y por la confianza en la figura de González de Durana. Ambos apostaron por seguir profundizando en las relaciones entre los coleccionistas privados y los centros públicos para ahondar en líneas de actuación parecidas.

Las obras que recibe el museo son, ante todo, creaciones del siglo XXI, aunque hay, más o menos, un 30% que corresponden a los últimos años del XX. El centro ya posee piezas de varios de los autores, aunque lo que llega ahora, seleccionado por el propio González de Durana, viene a completar los fondos de esos fotógrafos e incluir a nuevos “que de otra forma no podríamos conseguir por los altos precios”, aseguró el director de Artium.

Por su parte, el diputado de Cultura explicó que “depósitos de entidades tan importantes como ésta nos dicen la confianza tan importante que existe en nuestro museo”.

Noticia publicada en NoticisdeAlava

You may also like...

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.